Tribunal Constitucional y trabajo: un derecho de migajas

Esta presentación examina la manera como el Tribunal Constitucional chileno ha decidido sobre la constitucionalidad de diversas normas laborales y de derecho sindical. Se destaca el capítulo más reciente del papel desempeñado por el TC en materia de trabajo como el más sorpresivo: en el año 2018 determinó que los trabajadores del sector público no tienen derecho a un tribunal para reclamar derechos fundamentales, remitiéndose a la historia de la elaboración de la Constitución de 1980. Esta decisión es criticable no sólo porque el elemento histórico como fundamento para la interpretación constitucional sea particularmente inadecuado en términos técnicos, sino porque el Tribunal Constitucional con ello se vale para fundamentar del proceso que llevó a la dictación de un decreto-ley de dictadura, lo que es en su origen la Constitución de 1980, dejándolo así en la más plena politización de sus funciones y en las antípodas de ser el garante de una Constitución para una democracia.