El Principio Fundamental de Inexcusabilidad Resolutiva

Es un principio fundamental en el ejercicio de una potestad, aquél sin cuya presencia ésta deja de funcionar. En mi opinión, son principios fundamentales en el ejercicio de la potestad jurisdiccional, la juridicidad, la congruencia y la inexcusabilidad  resolutiva.  La ausencia de cualquiera de ellos en el conocimiento y resolución de un asunto jurisdiccional le deja privado de valor y de eficacia. En esta reflexión abordaremos este último principio, no sólo por su importancia decisiva para resolver efectivamente un asunto judicial sino también por la trascendencia que le ha reconocido nuestro sistema político chileno al otorgarle rango constitucional (Art. 76-C. Política). La inexcusabilidad resolutiva consiste en la obligación que la Constitución impone al juez de decidir derechamente el conflicto o asunto que,  siendo de su competencia, le ha sido sometido, debiendo resolverlo conforme a las leyes que lo regulan y, en su ausencia, de acuerdo a las demás fuentes jurídicas aplicables.